¿Qué está pasando?

Uruguay: reacciones y correcciones hacía Temer

Luego de la  destitución de Dilma Rousseff

brasil, impeachment, dilma rousseff, DESTITUCIÓN, TEMER, MICHEL, TABARÉ VÁZQUEZ, NIN NOVOA, MUJICA, BONOMI, IZQUIERDA, SENADO, PRESIDENTE Dilma Rousseff y Tabaré Vázquez / Foto: dsdbonaerense.com

El gobierno uruguayo se vio inmerso en una serie de declaraciones – a título personal e institucional, así lo aclararon los entes – luego de que el miércoles fuese destituida oficialmente de su cargo como presidenta de Brasil, Dilma Rousseff.

 Los hechos acontecidos en el vecino país desataron una nueva ola de opiniones y contradicciones sobre el movimiento político socialista que ha ido avanzado en la región. Pero a su vez está disminuyendo con la caída de unos (caso Brasil) o fallecimiento de otros (Chávez, en Venezuela).

Por tal motivo, el gabinete de Uruguay ha emitido un comunicado por medio del Ministerio de Relaciones Exteriores, donde manifiesta como arbitraria la destitución de Rousseff, sin hacer alusión al nuevo mandatario brasileño, Michel Temer.

“El gobierno de la República Oriental del Uruguay ha seguido con atención los procesos políticos y jurisdiccionales en la República Federativa del Brasil, que culminaron en el día de ayer con la decisión del Senado de destituir a la Presidenta electa legítimamente por el pueblo brasileño.

 Uruguay desea destacar el rol de la Presidenta Dilma Rousseff en fortalecer la histórica relación bilateral, que permitió alcanzar una alianza estratégica que ha redundado en beneficio de ambos pueblos.

 Uruguay aspira a que en el marco de la institucionalidad democrática, el pueblo brasileño alcance sus objetivos de estabilidad y desarrollo.

Más allá de la legalidad invocada, el Gobierno uruguayo considera una profunda injusticia dicha destitución”.

Mientras, a título personal, varios jerarcas del gobierno uruguayo han declarado ante los medios su desacuerdo, a pesar de ir en contra del comunicado anteriormente expresado. El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, manifestó en Radio Carve “Michel Temer no tiene ninguna legitimidad”, justificando esta arremetida contra Dilma Rousseff como una “venganza”, luego de que la expresidenta hiciera caso omiso a las solicitudes de paralizar las investigaciones por corrupción.

El expresidente de Uruguay y ahora senador por el MPP, José Mujica, también salió al paso en un acto del PIT-CNT  la tarde del jueves, donde se refirió al tema “es un problema nuestro porque sin Brasil no tenemos masa crítica con el mundo que viene, esto hay que entenderlo, aún para el juego diplomático se necesita masa crítica. Siendo hoy Dilma quien paga los platos rotos”.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, contradijo la posición de Bonomi, adjudicando la postura de este como “personal”, afirmando que Uruguay sí reconoce al nuevo mandatario brasileño.

Uruguay sigue en la lista de los países sudamericanos que son dirigidos por el movimiento socialista, seguido por Venezuela y Bolivia.