¿Qué está pasando?

La sombra del padre

Elecciones en Perú

padre Pedro Pablo Kuczynski y Keiko Fujimori/ Foto: Andina

Pedro Pablo Kuczynski es el virtual presidente electo de Perú tras haberse escrutado el 94 % de los votos. La diferencia con Keiko Fujimori es de menos de 80000 votos sobre un total de 17 millones. La sorpresiva victoria de Kuczynski se dio en la última semana revirtiendo el resultado de la primera vuelta electoral y las proyecciones de las principales encuestadoras.

En la noche del domingo mientras se contaban el primer tercio de votos, Kuczynski enfatizó la necesidad de cuidar los votos para garantizar la transparencia de la elección. A esa altura, las tendencias lo mostraban, a pesar del poco margen, como el ganador de la contienda. A medida que transcurrió la noche del domingo y buena parte de este lunes, el margen se fue reduciendo aún más hasta alcanzar menos de 80 mil votos con 320000 por contabilizar. Por cada cuatro votos nuevo, Keiko precisa capturar al menos tres para tener opciones de cambiar este resultado. Es un panorama muy complicado pero desde el fujimorismo se muestran confiados en poder revertir esta situación con los votos del interior profundo de Perú.

El bajón de Keiko

Keiko Fujimori había vencido con comodidad la primera vuelta electoral alcanzando el 32,64% de los votos, casi duplicando a su perseguidor Kuczynski. Pero ante un ballotage, donde se vota por uno o por otro candidato, esa ventaja casi indescontable se vio fuertemente reducida por el altísimo rechazo que todavía hay en muchas capas de la sociedad peruana a la figura de su padre, Alberto. Su padre juzgado por crímenes de lesa humanidad gobernó durante 10 años al país. Su presidencia estuvo marcada por casos de corrupción, un autogolpe y las matanzas cometidas por escuadrones de la muerte que respondían a su figura. Tal era el rechazo hacia los Fujimori que la izquierda logró acompañar y votar a un liberal y exbanquero como Kuczynski. Estos movimientos fueron lo que lograron volcar la balanza a su favor. Esto se explica en el aumento en varios bolsones poblacionales vinculados al sector industrial, entre ellos Lima que acapara un tercio del total del electorado.

El congreso controlado por el fujimorismo

Junto a la elección presidencial de la primera rueda se eligió a los parlamentarios que ocuparan el próximo periodo. El amplio triunfo de Fujimori se tradujo en que lograra 73 de los 120 escaños disponibles por lo que el fujimorismo controlará el Parlamento peruano.  Kuczynski deberá encabezar un gobierno de unidad nacional que le permita avanzar leyes importantes en el legislativo y que necesitará si o si de los votos de los fujimoristas. Incluso hay politólogos peruanos que ven muy probable que el gabinete de Kuczynski esté integrado por simpatizantes de Keiko.