¿Qué está pasando?

Israel:Tensión por preso palestino en huelga de hambre que entro en coma

Israel se cuestiona la alimentación forzada para terminar con su huelga de hambre o dejarlo morir

Madre de Mohammed Allan protestando contra su detención, palestino, israel, alimentacion forzosa, Madre de Mohammed Allan protestando contra su detención / Fuente: itongadol.com

Mohammed Allan, abogado de 31 años detenido en noviembre del 2014, entró en estado de coma luego de dos meses en huelga de hambre.

Jamil Al Khatib, abogado de Allan, denunció el viernes el estado de su cliente. Sostiene que está conectado a un respirador artificial.

La policía israelí lo apresó con el método de “detención administrativa”, es decir, sin cargos en su contra ni juicio.

Tel Aviv defiende su detención acusándolo de pertenecer a la Yihad Islámica, organización considerada terrorista por el Estado hebreo. Pero, hasta ahora, no se han presentado pruebas de su participación en este grupo.

Allan dejó de comer el 18 de junio como forma de protesta por su situación y la de todos los presos palestinos que son tratados de manera infrahumana.Al menos 6500 palestinos están prisioneros en Israel, según el Comité para Asuntos de los Prisioneros Palestinos, en condiciones deplorables.

El caso ha conmovido a los habitantes de la región, causando una gran desaprobación en la opinión pública. El viernes, un millar de personas marcharon en el norte de Cisjordania (territorio palestino) a modo de protesta.

Las autoridades israelíes se cuestionan si alimentarlo por la fuerza o dejarlo morir.

Alimentación forzada

Allan no es el primero en recurrir a la huelga de hambre como denuncia de injusticia, pero su caso es relevante porque se mueve dentro de un nuevo marco legal.

A fines de julio, el parlamento israelí aprobó una ley que autoriza la alimentación forzada de los presos si su vida está en riesgo.

La ley fue promovida por MiriRegev, ministra de cultura y deporte, y apoyada por el primer ministro Benjamín Netanyahu.

La alimentación forzada consiste en colocarle al preso esposas en los brazos y pies para que no pueda evitar la introducción de una sonda nasogástrica en su nariz.

Esta práctica es considerada tortura por varios países, por organizaciones internacionales y por la propia ética médica. En particular, la asociación de médicos israelíes se negó a aplicar la nueva legislación, alegando que es perjudicial para la salud del paciente.

La Asociación Mundial Médica, la Cruz Roja y las Naciones Unidas consideran la alimentación forzada como cruel, inhumana, degradante y fragante violación de la ley internacional. La ley viola los derechos de los presos y desvía la atención hacia el estado inhumano de los presos palestinos en las cárceles israelíes.

El parlamento “ha aprobado una ley que legaliza la tortura de los prisioneros palestinos”, ha lamentado el partido opositor israelí. “Se trata de una ley que permite la intervención invasiva y cruel en el cuerpo de otro ser humano”.

Actualmente se está debatiendo la decisión de implementar con Allan la primera puesta en práctica de esta controvertida ley.