¿Qué está pasando?

Ecuador: violencia presente en el paro nacional

Hubo decenas de detenidos y heridos

Enfrentamiento entre manifestantes y la policía en Quito/ Foto: AFP

El paro nacional convocado por organizaciones sociales de trabajadores e indígenas insatisfechas con el gobierno de Rafael Correa, tuvo como saldo 47 detenidos y más de 80 policías heridos la noche del jueves 13. Los hechos violentos fueron repudiados tanto por Correa como por organizaciones indígenas, quienes llevaron nuevamente a cabo manifestaciones totalmente pacíficas el día viernes 14 de agosto. 

Unas 47 personas habrían sido detenidas en total en Ecuador, y 83 habrían sido los policías que resultaron heridos en el marco de los hechos violentos ocurridos en el paro nacional del jueves 13 de agosto. Así lo informó el comandante general de la Policía Patricio Pazmiño, a los medios de comunicación ecuatorianos radio América y TC TV.

Por su parte, el Ministerio del Interior de Ecuador comunicó el jueves a la noche que en Quito la marcha comenzó a tornarse violenta alrededor de las 17 horas, y tuvo como resultado 20 ciudadanos detenidos y 17 policías heridos. Cabe destacar que esta ciudad era el destino de la marcha denominada “Levantamiento indígena”, que partió desde la Amazonía ecuatoriana el 2 de agosto.

El presidente ecuatoriano Rafael Correa, se expresó constantemente en las redes sociales para manifestar su rechazo al paro y su indignación tanto por las vías que fueron cortadas como por los heridos que provocaron los acontecimientos violentos.

En conferencia de prensa, representantes de sectores sociales indígenas hablaron sobre los hechos ocurridos el jueves 13 de agosto. Dijeron que ellos hicieron una convocatoria pacífica para el paro nacional y atribuyen al gobierno la responsabilidad de generar violencia y no respetar los DD.HH.

Expresan su indignación por la violencia extrema de los policías para con los manifestantes, pero sobre todo contra las mujeres. Estas declaran haber sido violentadas individualmente por grupos de policías hombres de forma abusiva.

Los integrantes de la dirigencia indígena también declaran haber sentido que en su manifestación hubo infiltrados que tenían como objetivo “armar el caos”. Intuyen que estos infiltrados eran los Latin Kings –banda dedicada a actividades delictivas- quienes fueron enviados desde el correísmo.

La protesta sigue

Desde la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Co.Na.I.E.) se afirma que la duración de las medidas tomadas, como el corte de calles es de carácter indeterminado. Seguirán en esta postura hasta que el gobierno preste atención a sus reclamos y tome medidas.

El día viernes 14 por ejemplo, se volvió a realizar una manifestación, en este caso totalmente pacifica. El carácter no violento de esta marcha fue ratificado por el Ministerio del Interior ecuatoriano ya que la policía se hizo presente en la caminata realizada en Quito, que fue desde el parque El Arbolito hasta el Centro Histórico de la capital.

El sábado 15 de agosto se cumplen tres días desde que comenzó la manifestación, llevada a cabo por desacuerdos con medidas tomadas por el presidente Rafael Correa. Los indígenas siguen en las calles intentando ser escuchados.