¿Qué está pasando?

Está bravo, pero esto es Peñarol

OPINIÓN AURINEGRA

peñarol, penarol, uruguayo especial, opinión, diego scarano, hincha, mejor planteamiento

AUTOR: Diego Scarano | Columnista Aurinegro

Por diferentes circunstancias, había tenido la “suerte” de no poder ver los últimos dos partidos de Peñarol (empatamos con Boston River y perdimos con Juventud). Pero este sábado sí… Hice dormir a mi hija de 4 años, la acosté al lado mío y me senté a ver el partido contra Plaza, esperando que el equipo pudiera levantar cabeza.

Ya viendo el 11 inicial, me cayó mal la inclusión de Murillo ahí… Yo era uno de los pocos que estaba festejando cuando, en el período de pases, el colombiano se iba a China. Me parecía un negocio perfecto: sacarnos ese clavo de arriba, a cambio de una cantidad de guita importante.

Y además de la inclusión del moreno, no entendí la exclusión del mejor 9 que tenemos: Junior Arias. Por más que todavía no ha convertido, siempre genera chances, y muchas veces se las auto genera, después de pelotazos que recibe. Pero bueno, la cosa estaba así y había que ganar como fuera.

¡El primer tiempo fue desastroso!!! Yo creo que si juntas a 11 tipos cualquiera, y los metes adentro de una cancha de fútbol, por lo menos 2 pases seguidos se hacen. Pero estos 11 jugadores profesionales, que visten la camiseta de Peñarol, no lo hacen…

¡No pateamos al arco! Pero no digo de tiros que hayan ido entre los tres palos, ¡sino que ni siquiera pateamos afuera! Yo, de verdad, nunca había visto cosa igual…

Para el segundo tiempo entra Junior Arias, y saca a Nández, que se comió una patada en la cabeza, pero no se cobró falta…

Ahí pasaron dos cosas:

  • Quedamos solamente con dos volantes, siendo Costa uno de ellos, cuando todos sabemos que no es “5”. ¿Qué pasa con Ángel Rodríguez???
  • Ahí el “fútbol” pasó a ser pelotazos de Guruceaga o la pareja de zagueros, para los 4 delanteros que habían arriba. Seguimos haciendo las cosas de manera lamentable.

“A este equipo le faltan líderes” vengo escuchando bastante seguido, y en este partido se vieron dos ocasiones donde se nota claramente esa afirmación:

  • ¡No puede ser que cuando tenemos un penal a favor, lo tire Murillo! ¿Murillo??? ¿No hay pateadores de penales en el equipo??? ¿No hay ningún líder que vaya y diga “no nene, deja esa pelota quieta, que vos no lo pateas”?
  • Y la otra es al final del partido. Apenas el juez pita el final, y Gastón Rodríguez queda sentado en el piso, por no poder levantar cabeza. ¿Y quién lo va a levantar? Hernán Novick… No tengo nada en contra de Novick, todo lo contrario, ¡soy hincha de él! Pero tengo bien en claro que no es un líder. ¿Y acá no hay ningún líder para levantar a todos sus compañeros?? Es algo preocupante.

El segundo tiempo Peñarol atoró a Plaza en su arco, pero no pudo marcar. Alex Silva se convirtió en el jugador más peligroso a la hora de atacar, teniendo un tiro en el palo y una chance clara, que atajó Dawson. Junior Arias también tuvo un par de chances, y en un minuto ya había hecho más que el colombiano.

Las cosas están difíciles, y no se ve un cambio por ningún lado… El “polilla” casi se pone a llorar cuando malograron el penal, y no se lo ve entero (como él dice) como para seguir, aunque para mí lo debe hacer. El técnico se tiene que quedar hasta terminar el campeonato, como para no abandonar el barco ni a sus jugadores. Pero la dirigencia ya tiene que ir hablando con un nuevo DT, para que se haga cargo a partir de noviembre/diciembre y viendo ya el nuevo proyecto.

Está bravo, ¡pero esto es Peñarol y hay que darle pa adelante!