¿Qué está pasando?

Los ojos abiertos de ella

ella

 

Autora: SONIA OTERO FARÍAS

Se enmarca dentro de las cinco obras de autor nacional que decidió poner en escena la Comedia Nacional.

Según un reportaje de El observador a Mario Ferreira, director artístico de la misma, se decidió esto para esta temporada:

“Fue un gran desafío para la institución y para el elenco. Si bien siempre se había transitado por textos de autores nacionales, hacía mucho tiempo, prácticamente desde los orígenes de la Comedia Nacional, que no se realizaba una temporada íntegra dedicada a nuestros autores. Para el público asiduo a la comedia nacional fue un cambio notorio en relación a lo que venía siendo la programación, por lo que constituyó un foco de incertidumbre importante al principio”, explicó Ferreira.

Estamos ya al final de la temporada y fue importantísima la afluencia de público que se recibió este año con esta consigna. Entre febrero y mayo solamente y según Ferreira más de 30.000 espectadores pasaron por el teatro, cosa que da idea de la buena acogida de esta propuesta.

FICHA TÉCNICA:

                         AUTORA: Raquel Diana

                     DIRECCIÓN: Miguel Pinto

                           REPARTO: Claudia Rossi

                                           Fabricio Galbi

AMBIENTACIÓN ESCÉNICA

                   Y VESTUARIO: Yael Carretero

                   ILUMINACIÓN: Juan José Ferragut

                            MÚSICA: Carlos García.

Su título nos da la condición que se impone la mujer para estar siempre en estado de alerta.

La obra tenía una dedicatoria: “Para quienes me ayudan todavía a no morir”.

Su autora, Raquel Diana es además de dramaturga, actriz y como tal la vimos actuar desde muy joven en el Teatro El Galpón, es directora teatral y docente.

De la dedicatoria arranca el drama de una mujer, una mujer como tantas que comienza caminando sobre una cuerda, y mostrando sus miedos. Los miedos que puede tener también una mujer cualquiera  -no se sabe su nombre-  frente a la vida y sus desafíos, a sus desilusiones, a sus esperanzas. Está muy bien representada con Claudia Rossi que le otorga esa fuerza que la caracteriza.

A su lado aparece un hombre que parece querer cuidarla, y que de alguna forma la ayuda o pretende ayudarla a enfrentar sus miedos. Es Fabricio Galbiati, hijo de nuestro tan recordado Delfi, y su tono de voz de pronto nos lo evoca.

Ambos representan la vida y en ella la mujer y el hombre de todos los tiempos.

La obra es lo suficientemente amplia y abierta como para dejarnos una libre interpretación, y esto es valioso.

Está bien hecha, bien dirigida por Miguel Pinto, quien es además de director, docente y actor; y por cierto bien interpretada.

Es atemporal, y su historia puede ser la de cualquiera de las mujeres de nuestra época o de otra.

Es moderna y todo nos lleva a recomendarla con entusiasmo.

                              

1 Comentario en Los ojos abiertos de ella

  1. Jorge Gómez // 22 noviembre, 2016 en 10:56 PM //

    MUY BUEN COMENTARIO.

Los comentarios están cerrados.