¿Qué está pasando?

Un viaje, dos sueños cumplidos. La historia de ‘A 60 km/h’

ENTREVISTA

a 60 km/h, meahrí, sabah, mario, matías, ismael, vuelta al mundo, película, documental, entrevista La Mehari en Albania / Foto: A 60 km/h

“Requena y Br. España, donde surgió todo. ¿Te queda bien?”, me pregunta Facundo. Le digo que no tengo problema y así, después de algunas idas y vueltas, coordinamos la entrevista. Luego me contaría que en esa misma casa, fue donde Mario Sabah le propuso a sus dos hijos, dar la vuelta al mundo en una Mehari.

45 países, 150.000 kilómetros, y 4 años luego, Matías, uno de los hijos de Mario, me confiesa que al momento de aceptar, ni él ni su hermano Ismael se imaginaron las dimensiones que luego adquiriría el viaje.

Era una promesa hecha hace años, medio en broma medio en serio, luego de que los tres hayan podido cruzar un arroyo arriba de la Mehari, la que por supuesto desde ese momento les pareció invencible.

En pocas semanas se estará estrenando en los cines uruguayos, “A 60 km/h”, el documental que muestra ese eterno viaje plagado de aventuras. Y para hablar un poco del proyecto, es que vine hasta lo de Matías Sabah, el lugar “donde surgió todo”.

A medida que me cuentan las cientos, miles, millones de aventuras que Matías, Ismael y su padre Mario vivieron alrededor del mundo, queda más que claro que el viaje les cambió la vida, ni siquiera es necesario preguntarlo.

Facundo Marguery, quien es el director de “A 60 km/h”, ya se sabe la historia de memoria y a veces responde desde el lugar de Matías. Gracias a las cientos de horas dedicadas a ver los videos registrados en el viaje, es como si él también hubiera estado arriba de la Mehari recorriendo el mundo.

Si querés entrarle de lleno a la historia, desde acá podés ver el trailer de A 60 km/h.

Cuando su padre les propuso hacer el viaje, dejar todo e irse a dar la vuelta al mundo arriba de una Mehari ¿Aceptaron de una o lo tuvieron que pensar?

“Aceptamos de una”, me dice Matías sin dudarlo. “Pero no teníamos ni idea de lo que iba a pasar después. Es como que te digan ‘vamos a dar la vuelta al mundo en bicicleta’. Sí dale vamos, pero nunca lo llegás a ver como si fuera a pasar de verdad”.

a 60 km/h, meahrí, sabah, mario, matías, ismael, vuelta al mundo, película, documental, entrevista

Ismael, Matias y Mario Sabah, la Meharí y una monja en Eslovenia / Foto: A 60 km/h

Fue allí, arriba de esa Mehari imbatible, mientras recorrían rutas interminables, que Matías comenzó a registrar con su filmadora todo lo que sucedía dentro y fuera de la camioneta. Muchas veces, como él mismo dice, “simplemente por aburrimiento”.

Si bien la idea de utilizar las imágenes en un futuro (para hacer algún documental) se le pasó esporádicamente por la cabeza mientras viajaba, se puede decir que “A 60 km/h” nació cuando unió fuerzas con Facundo y todo un grupo de amigos que los apoyaron incondicionalmente.

Bueno, entonces después de cuatro años llegaron a Uruguay con miles de historias y cientos de horas de video ¿Cómo nace el proyecto? ¿Cómo se unió Facundo?

“Fue la vida”, responde rápidamente Facundo.

“Todo se da por un amigo en común, Joaco, que además es quien hace la música de la película”, me explica Matías. “Joaquín laburó conmigo en un par de producciones musicales y ahí le comenté que tenía todo el archivo del material del viaje. ‘Yo justo estoy armando una productora chiquita con unos amigos, lo voy a plantear y vemos que surge’, me respondió. Al otro día me llama y me dice que nos tenemos que juntar. Y desde ese día comienza el romance entre todos. Lo que hay que resaltar es que se trata de un grupo joven, con una misma cabeza y con un mismo concepto”.

“Y con hambre de hacer algo”, agrega Facundo.

Ahí empezaron a trabajar con el material, y de a poquito fueron viendo el rumbo que querían seguir…

“Todos estábamos alineados con lo que queríamos transmitir. También todos nos sacrificamos y no nos importó que no haya dinero. Fijamos un día a la semana para juntarnos y lo respetamos, y lo bueno es que el documental trae todo ese trabajo a sus espaldas”, explica Matías. “Y en un momento Facu tuvo los cojones para decir ‘yo me atrevo a dirigir esto’, y bueno, en realidad ahí comenzó todo”.

“Estuvimos mucho tiempo investigando, y llegó un momento en que alguien tenía que tomar el timón”, dice Facundo. “Pero el cine es un arte colaborativo. Yo soy el director, pero también están todos los demás, y yo no lo podría haber hecho sin ellos. Todos los que participaron y fueron opinando, dieron una mano tremenda. No partimos de una estructura piramidal. Estamos todos en la misma línea”.

Según tengo entendido el documental no se centra tanto en el aspecto “turístico” del viaje, sino en las relaciones entre los tres, un padre y dos hijos que emprenden una aventura sin precedentes.

“El documental te cuenta una historia. Es un viaje enorme, de cuatro años, en una película de una hora y poco no podés meter todo lo que pasó. La clave fue encontrar el trasfondo de todo lo que vivieron, cuáles fueron las transformaciones más profundas. Esa fue la búsqueda, y yo creo que se consiguió”, dice Facundo.

“Con mi viejo se bajó esa ‘barrera entre padres e hijos’. Esa es una de las temáticas de la película”, agrega Matías. “Ahora somos amigos”.

¿Cómo fue el proceso de edición? Ver cientos de horas de grabación y buscarle la vuelta para mostrar la historia desde el ángulo que tenían en la cabeza.

“Lo que intenté al editar las imágenes, y lo que en definitiva es el leitmotiv de todo esto, fue buscar la sinceridad. Es muy difícil ser objetivo en el cine, alguien lo está escribiendo y por lo tanto es subjetivo. Pero nosotros tratamos siempre de ser lo más objetivos posibles. Para eso fue fundamental haber laburado tan cerca de la familia, y que Mati haya participado del proceso, creo que eso fue el diferencial”, explica Facundo.

 

a 60 km/h, meahrí, sabah, mario, matías, ismael, vuelta al mundo, película, documental, entrevista

La Mehari en Bélgica / Foto: A 60 km/h

Entonces comenzaron a grabar las entrevistas a familiares y amigos que en ‘A 60 km/h’ acompañan las imágenes del viaje, lo cual también les significó tiempo y recursos.

“El documental de alguna forma es un brazo del viaje. La producción funcionó con un mecanismo parecido. Nosotros no teníamos un peso. A veces parece que si no tenés guita para hacer las cosas, te quedás sin hacer nada, en vez de pensar que tal vez con recursos humanos, con huevo y con cabeza, las cosas se consiguen igual”, dice Matías.

“Hay muchos amigos que laburaron mucho y que son muy importantes”, agrega Facundo. “Esto fue hecho (para decirlo mal y pronto) con los dos cojones arriba de la mesa. Fue hecho a huevo. Es un paralelismo del viaje, y resalta la idea de que si de verdad tenés ganas de hacer algo, realmente lo podés hacer. A mi personalmente me cambió mucho hacer esta película, me di cuenta que se puede. Lo que dice el tráiler es verdad: se puede hacer lo que tengas ganas. Si vos realmente crees en lo que estás haciendo, y querés hacerlo, lo podés hacer”.

“La película es producto de la sinergia. Hay mucha gente atrás que apareció de onda, sabiendo que no había un peso, pero que se copó con la propuesta y nos dio una mano impresionante, no podríamos estar más agradecidos”, dice Matías. “Uno por ejemplo fue Loop, una empresa que nos prestó gratis, los equipos para que pudiéramos hacer las entrevistas”.

¿A 60 km/h ya tiene fecha de estreno?

“Todavía no. Estamos definiendo si será a fines de mayo o a principios de julio, luego del Mundial. Lo que es seguro es que se estrena, y que no falta mucho”, explica Facundo.

Matías, vos obviamente ya tenés la película vista. Ismael y Mario ¿la vieron también?

“Mi hermano todavía no. Mi padre la vio y me dijo que le pareció espectacular. La película en realidad está muy sincera con todo lo que pasó”.

El otro día ofrecieron un Screening en Movie. Fue la primera vez que presentaron el material ante completos desconocidos. ¿Qué tal estuvo esa experiencia?

“Impresionante. El hecho de que la gente se haya ido copada está muy bueno, y te hace sentir satisfecho con lo que estás haciendo. Veinte personas que no nos conocían se fueron entusiasmadas, nos saludaron y al otro día varios nos llamaron y volvieron a felicitarnos, lo que no es para nada común”, dice Matías.

“Que Gabriel Calderón (uno de los más destacados dramaturgos de nuestro país) haya dicho así de una: “Contundente”, apenas terminó de ver la película, son cosas que te hacen pensar que todo valió la pena. No sé hasta donde vamos a llegar. No sé si la van a ver mil, 10 mil o 20 mil personas, pero no importa”, cuenta Facundo.

¿Han pensado en que A 60 km/h puede ser una especie de puntapié hacia la industria cinematográfica uruguaya? ¿Tienen algo visto para el futuro?

“La verdad que por ahora solo pensamos en lo que tenemos delante de los ojos. Yo te puedo decir que con esto se me está cumpliendo un sueño. Si bien ya he hecho trabajos audiovisuales, este es el más grande, lindo, y real de todos, y estamos llegando a un punto en que en verdad es un sueño cumplido. Un sueño cumplido no solo para mí, sino para todos los involucrados en el proceso”, dice Facundo.

¿Qué les parece que hay que destacar de A 60 km/h?

“Para mi lo mejor de la película es que trasmite unos valores humanos que son increíbles: mantener la palabra, cumplir con las promesas, las relaciones familiares, respetar los proyectos a largo plazo, y muchas cosas más”, dice Facundo.

“Es una Mehari, no hay que olvidarse. Son 600 cc, 28 caballos de fuerza y 2 cilindros, es casi como una moto. Y es lo mismo con nosotros haciendo el documental, también somos una Mehari”, dice Matías. “Pero mirá que la Mehari está salada”.

ENTREVISTA: Daniel Lauría

 a 60 km/h, meahri, sabah, mario, matías, ismael, vuelta al mundo, película, documental, entrevista

Facundo Marguery y Matías Sabah

2 Comentarios en Un viaje, dos sueños cumplidos. La historia de ‘A 60 km/h’

  1. muy bueno el articulo, me gusto el enfoque

  2. La Posta // 16 Mayo, 2014 en 2:25 PM //

    Gracias María, nos alegra que te haya gustado 😉
    Dentro de poco se vienen más entrevistas en La Posta !

Los comentarios están cerrados.