¿Qué está pasando?

El Hilo Rojo

Hilo

AUTORA: Sonia Otero Farías

 

El hilo rojo es una película argentina, un drama romántico dirigida, co-escrita por Daniela Goggi y protagonizada por María Eugenia Suárez y Benjamín Vicuña, como protagonistas y Hugo Silva y Guillermina Valdés como protagonistas secundarios

Es este el 2do film de Daniela Goggi, y viene precedido de toda una historia sentimental y mediática entre sus protagonistas que parecen haber recreado de alguna forma la historia cinematográfica.

Su título alude a una leyenda oriental según la cual cuando entre dos personas hay un hilo rojo, y sin importar el dónde ni el cuándo ni el cómo, este nexo “podrá tensarse, enredarse, pero nunca romperse.”

Manuel -Benjamín Vicuña- es un etnólogo y se encuentra con Abril, una azafata –Eugenia Suárez- en el aeropuerto de Ezeiza. Viajarán en el mismo avión hacia Barajas, y ya en ese primer encuentro se producirá el flechazo entre ambos. Quedan de encontrarse al salir pero una catástrofe –después sabremos que un incendio- los hace perderse.

La vida continúa, pasan siete años y ambos tienen pareja y un hijo. Abril es pareja de un roquero español –Hugo Silva – y tiene un niño de tres años, y Manuel está casado con una famosa fotógrafa –Guillermina Valdés, y tiene una niña de cinco años.

Sin embargo vuelven a encontrarse en Colombia, y nada menos que en Cartagena de Indias, una hermosísima ciudad, y el reencuentro hace imprescindible la pasión y la vivencia de la misma.

Todo se precipita y los cónyuges terminan enterándose de la relación.

El film resulta agradable de verse, todo en él es hermoso, los personajes, los paisajes – externos como esas callecitas de Cartagena de Indias por dónde Abril y Manuel pasean, o la vista desde el lugar más elevado de la ciudad. Lo mismo ocurre con el magnífico hotel donde tienen sus encuentros.

En todo esto se luce la excelente fotografía del film que permite disfrutar de toda las bellezas físicas y paisajísticas que posee, y hay que señalar que el famoso hilo rojo se ve en las marquesinas, en las líneas del aeropuerto, y en la visión que parece tener de él, una de las mujeres del mercado que visitan. También hay que señalar que no parece casual que la primera parte de la película y de los encuentros sean mucho más luminosos que los del final.

Y con esto señalamos lo que parece ser algo muy positivo y simbólico en el film, y para ser objetiva diré que creo que quizá se le pudo sacar más jugo al tratamiento de los personajes y a la creación de los mismos: Son hermosos, pero poco sabemos de sus verdaderos sentimientos íntimos, de sus conflictos, y pensamos que esto pudo enriquecer un film que de cualquier forma recomendamos.