¿Qué está pasando?

Beast of No Nation: Una película ambiciosa y desgarradora

 

Beast of No Nation es una adaptación de la novela Uzodinma Iweala sobre un niño africano reclutado por una milicia rebelde. Fue estrenada en varios festivales y por primera vez en la historia, lanzada a los cines a la vez que se habilitaba para los usuarios del servicio de streaming Netflix el 16 de Octubre.

Probablemente también haga historia cuando se sume a la carrera de los premios ya que contiene varios ingredientes que pertenecen a la receta que la Academia exige para sus contendientes: un drama de guerra, un actor revelación y hermosa cinematografía.

Abraham Attah interpreta a Agu en su debut en la pantalla grande. Agu es un niño que pierde a su familia cuando las tropas invaden su villa y masacran a todos. Agu escapa y es encontrado por los miembros de una milicia rebelde, bajo el mando del Comandante (Idris Elba), quien inmediatamente lo recluta.

Bajo la dirección de Cary Joji Fukunaga (True Detective), Beast of No Nation nos muestra la transición de Agu, que rápidamente debe crecer en el cruel ambiente de guerrilla, transformándose en un asesino, buscando la venganza de aquellos que mataron a su padre y su hermano y anhelando reencontrarse con su madre y su pequeña hermana.

La actuación de Abraham Attah no es la única que se destaca, también sorprende Idris Elba como el temeroso pero carismático Comandante. Este personaje nos demuestra cómo la historia que se desarrolla en pantalla no se limita a la crueldad de los niños en la guerra, sino que muestra otra faceta a medida que el personaje de Elba se va desarrollando.

La película tiene momentos realmente artísticos, en medio de tanta violencia y brutalidad, gracias a la fotografía de Fukunaga y el talento para las tomas largas que demostró en True Detective y que también aplica de forma acertada en Beast of No Nation. Lo único que le falta para alcanzar la perfección es un mejor manejo del tiempo. Algunas escenas tienden a alargarse demasiado, más de lo que es necesario para la trama, haciendo que por momentos se pierda el hilo de la historia y la importancia de los hechos. Como resultado el final se condensa rápidamente, se podría robar más tiempo de algunas escenas del principio de la segunda mitad y desarrollar mejor el final. Este es un inconveniente que se repite sobretodo en las películas basadas en una novela, ya que el desafío de la adaptación trae consigo varios obstáculos que se necesitan cruzar para poder mantener a los lectores también enganchados en la película.

Beast of No Nation es una película que sin dudas te va a hacer pasar un mal rato, pero que a pesar de estar disponible en Netflix, merece ser vista en pantalla grande.

Pero más allá del film en sí, Beasts of No Nation es un antes y un después en la historia del cine. Una película tan ambiciosa y de esta temática llega mediante Netflix a 3 millones de hogares solamente en Estados Unidos, al mismo tiempo que se estrena en los cines. En taquilla solamente recaudó 50.000 dólares de los 12 millones invertidos, pero el éxito ya no se puede medir más por la taquilla. Las reglas del juego han cambiado.