¿Qué está pasando?

Avelino, Matar al Presidente: Historia del único magnicidio en el Uruguay

avelino

Autora: SONIA OTERO FARÍAS

Año: 2016

Género: Drama

Duración: 50’

Calificación: + 12 años

Autor: Andrés Caro Berta

Dirección: Andrés Caro Berta

Elenco: Pabloski Pedrazzi

La obra recoge un hecho de nuestra historia que ha caído en el olvido incluso para  los miembros del partido colorado, sector al cual pertenecían tanto el protagonista como su víctima.

Se trata del único magnicidio ocurrido en nuestra tierra. Fue nada menos que la muerte del Presidente Idiarte Borda, a manos de su correligionario el joven estudiante de Derecho Avelino Aguerrondo, un    joven pasional que piensa salvar a su Patria y a su partido con esta acción y pasar a la posteridad como consecuencia de la misma.

Todos quizá sabíamos que el Presidente Idiarte Borda había muerto a manos de alguien pero no todos sabíamos el nombre ni las circunstancias.                                                                                              

Tuvimos la suerte de asistir el día antes a una excelente mesa redonda en la Casa de los Escritores con la presencia del Autor  y Director, nuestro amigo Andrés Caro Berta, el Actor Pabloski Pedrazzi, la crítica María Rosa Carajal y la Profesora de Historia Silvana Espiga.

Allí supimos muchas cosas sobre todo desde el punto de vista del momento histórico, que no se ven por lógica, en la obra pero que nos informan sobre hechos que nos ayudan a entender ciertas cosas y nos llevan a imaginarnos otras.

Por ejemplo que aquella fue una época bisagra entre el gobierno de Latorre y el de José Batlle y Ordóñez, que el joven Avelino fue puesto posteriormente en libertad por no encontrarse la bala disparada en el cadáver del presidente, que se le dio un puesto público a la salida de la cárcel, y que este puesto fue heredado por su hijo después de su muerte, y que muy lejos de sus deseos, nadie recordó ni su nombre ni su acción.

Coincidimos también en que el presidente tampoco es muy recordado y que costó bastante ponerle a una calle su nombre.

El trabajo de la Profesora tanto como el de la Crítica fueron realizados con profunda seriedad y compromiso.  

La Profesora además de hacer un minucioso análisis de la época en que se desarrolló el hecho, trajo incluso copias de los informes policiales de la detención de Avelino.

Con respecto a la crítica se puede destacar también la minuciosidad en el análisis que comenzó como comienzan mis críticas literarias, por el título. Señaló ese comienzo con el nombre propio que nos enfrenta al personaje y ese verbo en infinitivo que prosigue y que nos da lo que mueve su acción en su vida y en la obra.

Otra cosa interesante de la que nos enteramos es de que Andrés escribió la obra a pedido del actor al que ya había dirigido, y de que éste se interesó por el personaje a sugerencia de Leblón el autor de la Comedia Nacional que una vez le había dicho: “ Vos sos Avelino.”

Todo esto fue llevando a una excelente conexión entre ambos imprescindible para la realización de toda obra de teatro, y que acá es más que evidente dados los resultados de la puesta en escena.

Interesante el tema pues es de nuestra historia no tan lejana y porque todos deberíamos saber para nuestra formación todo lo que nos precedió.

Muy buena la música y esa puesta en escena tan sobria que permite el lucimiento del actor, que realmente está muy bien y que por cierto está evidentemente, muy bien dirigido.

Un espectáculo realmente recomendable. No dejen de verlo.