¿Qué está pasando?

Derrota y algo más. Wanderers venció 2 a 1 a Peñarol

Peñarol se despide de su largo invicto

peñarol, wanderers, peñarol vs wanderers, peñarol contra wanderers, resultado, resultados, perdio, apertura, 2014 El gesto de "Toni" Pacheco lo dice todo / Foto: Tenfield

Wanderers le ganó 2 a 1 a Peñarol y consigue una victoria importantísima para tratar de levantar la irregular campaña que viene teniendo. Jugando un gran primer tiempo, y aguantando en el final, los de Arias golean duro a los de Fossati, que pierden el invicto y quizás el torneo.

Wanderers hizo de local en el Centenario y recibió a Peñarol por la décima fecha del Apertura. El subcampeón uruguayo no viene manteniendo la buena campaña que tuvo anteriormente y en la fecha pasada había perdido frente a Fénix. Por su parte, Peñarol venía de golear 4 a 1 a Atenas, además de perder frente a Estudiantes por la Copa Sudamericana a mitad de semana.

A última hora, Jonathan Rodríguez tuvo que abandonar la concentración y obviamente el partido por una fiebre. En su lugar, Fossati se decidió por Hernán Novick.

Adiós invicto

El primer tiempo fue netamente favorable a Wanderers, que merecidamente se fue en ventaja al descanso. De entrada se hizo dueño de la pelota y no dejó jugar a Peñarol. Teniendo muy buena movilidad en el medio campo, y tratando siempre a la pelota con cuidado y sin pelotazos, le ponía las cosas muy difíciles al “manya”, que por momentos parecía perdido en la cancha.

La primera clara del partido la tuvo Wanderers y Gularte a los 15 minutos. El delantero quedó mano a mano con Migliore, y ante la salida del arquero, optó por picar la pelota. La idea no era mala pero la picó demasiado, por lo que la redonda se fue por arriba del travesaño. Era un aviso de lo que iba a venir poco después.

A los 26´, luego de un tiro libre, Wanderers abrió el marcador y hacía justicia. La defensa de Peñarol, al marcar en zona, quedó totalmente mal parada luego de que la pelota se desviara y le quedara a Diego Riolfo, que en posición dudosa puso el 1 a 0. Más allá que la posición era muy fina, Wanderers se ponía arriba con total merecimiento.

Apenas 2 minutos más tarde de la apertura en el marcador, Peñarol tuvo su primera jugada de ataque. Zalayeta le cedió la pelota a Novick, que tuvo tiempo de aprontarse y disparar. El remate salió desviado por poco. A los 34´, el “aurinegro” tuvo otra y más clara todavía. Luego de un centro y un cabezazo, Orteman también tocó la pelota con la cabeza e hizo lucir a Cristóforo, que salvó el gol con lo justo.

Peñarol se iba en desventaja al vestuario, pero por lo menos mostraba un mejor imagen en los últimos minutos, de la mano del “Japo” Rodríguez, que cuando se metía en el partido se hacía sentir.

Apenas comenzaba el complemento y Wanderers pudo haber estirado la ventaja. Gularte remató pero su remate lo tapó Migliore, que salió del área para ahogar al delantero “bohemio”. Salió tanto, que quedó lejos del arco, y tuvo que salvarle la espalda Macaluso, que sacó otro remate de cabeza y en la línea.

Más allá de ese comienzo rápido y furioso, Wanderers ya no tenía la intensidad y el juego de la primera parte. Peñarol equilibró el trámite y la entrada del “lolo” Estoyanoff le dio otro oxígeno y dinámica al ataque.

A los 65 minutos, el propio Estoyanoff se mandó un buen desborde por derecha, metió un centro por bajo muy peligroso, la pelota cruzó el área y por el segundo palo apareció sorpresivamente Píriz para poner de zurda el empate. Desahogo de los jugadores e hinchas “carboneros”.

Parecía que Peñarol podía controlar aún más el partido con el empate, pero increíblemente 2 minutos más tarde Wanderers se puso en ventaja otra vez. Albarracín remató desde afuera del área, y parecía una pelota muy controlable para Migliore, pero la pelota se le escurrió de los guantes y se metió en el arco. 2 a 1 y otra vez a remar para los “mirasoles”.

Fossati mandó a la cancha a Pecheco y Juan Manuel Olivera, para tirarse con todo al empate. A los 73´ y 76´ el “manya” tuvo 2 chances clarísimas. La primera no terminó en gol porque de milagro sacaron la pelota sobre la misma línea de gol. La siguiente fue un cabezazo de palomita de Pacheco que se fue bien cerca del vertical derecho de Cristóforo.

Arias, DT de Wanderers, de a poco quería ir cerrando el partido y mandaba a la cancha a mediocampistas y defensores. Martín Rivas, Paiva y Kevin Ramírez entraron para tratar de cerrar el pleito.

Más allá que el “bohemio” retrocedió en el terreno, parecía que en cada contra Wanderers podía liquidar todo. Peñarol tenía mucha gente en ataque y metía miedo, pero al mandarse tanto para arriba, quedaba expuesto atrás.

Los minutos finales fueron realmente emocionantes, en los que los “albinegros” tuvieron chances de marcar el tercer gol, pero se equivocaban en los últimos metros.

Sobre los 90´, todo Peñarol, y sobre todo Juan Manuel Olivera, reclamó un penal por mano en el área. Sin embargo, el juez dio saque de arco y nada cambió.

Aguantando con nerviosismo, Wanderers resistió y se llevó una enorme victoria, que le puede servir de inyección de ánimo para lo que viene. Peñarol ve como se termina su largo invicto que venía del torneo anterior, y también ve como el Apertura ya se le puede poner definitivamente lejos. De ganar Nacional el domingo, el “tricolor” quedaría a 8 de los “aurinegros”, faltando 15 por jugar.