¿Qué está pasando?

A 89 años del primer voto femenino

Uruguay fue el primer país de América Latina en aprobar el sufragio femenino.

Uruguay fue el primer país de América Latina en aprobar el sufragio femenino Edificio donde se realizaron las primeras elecciones con participación femenina / Foto: La Red 21

El 3 de julio de 1927 las mujeres uruguayas se convirtieron en las primeras latinoamericanas en ejercer su derecho al voto. Fue en un plebiscito regional realizado en la localidad de Cerro Chato para decidir la integración de la localidad en uno de los tres departamentos que se lo disputaban: Florida, Treinta y Tres y Durazno. 

La participación de las mujer en esa oportunidad fue habilitada por un decreto que dictó la Corte Electoral, que en su artículo 10 establecía que “las personas sin distinción de nacionalidad y sexo que deseen intervenir en el plebiscito deberán inscribirse previamente en el Registro que abrirá la Comisión Especial Parlamentaria”.

La primera mujer en sufragar fue Rita Ribeira, una inmigrante brasileña de 90 años. También participó del plebiscito la militante política Bernardina Muñoz, quien se manifestó en nombre de la comisión de vecinos de Treinta y Tres. Asimismo, las ciudadanas de Durazno realizaron una intensa campaña a favor de la unificación de todo el territorio, liderada por Modesta Fuentes de Soubiron, quien había defendido el derecho al voto de las mujeres cuando el diario “El País” publicó un artículo donde dudaba de la capacidad de las mujeres para votar.

El plebiscito contó con una alta participación femenina, pero los resultados, que daban al departamento de Durazno como ganador, no fueron aceptados.

Si bien este acontecimiento fue revolucionario para Uruguay y América Latina, el proceso para la legalización total del voto femenino tardó 11 años.

Desde la Constitución de 1917 las mujeres ya gozaban de totalidad de los derechos civiles y la potestad de voto, y en 1932 el Parlamento uruguayo aprobó la ley que permitía a las mujeres elegir y ser electas. Sin embargo, fue recién en 1938 cuando las mujeres pudieron ejercer su derecho al voto en elecciones nacionales.

Uruguay fue el sexto país en el mundo y el primero en Latinoamérica en extender los derechos de ciudadanía a las mujeres en forma plena. A nivel internacional, el derecho de la mujer al voto fue reconocido en 1948 a través de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que en su artículo 21 establece que “toda persona tiene el derecho de acceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas de su país”.