¿Qué está pasando?

Verano Eco Amigable

Tips para disfrutar del verano sin dañar el ambiente

verano, verano eco amigable, erosion, plasticos, pesca, costas uruguayas, contaminacion, medio amibiente, playas Árbol caído de una duna debido a la erosión en la costa uruguaya/ Foto: Silvina Barreto- @SilBarrett

AUTORA: Silvina Barreto | Columnista de Ecología y Medio Ambiente

Durante todo el año -tristemente debemos confirmar- nosotros, los seres humanos, contaminamos, dañamos y perjudicamos a la naturaleza; de una u otra forma, y en menor o mayor medida, vamos dejando nuestra huella en el Medio Ambiente.

En época de vacaciones y veraneo, ese problema aumenta notoriamente con el incremento y éxodo masivo de personas hacia las playas, ríos, arroyos y lugares naturales que sirven de escape y desconexión luego de un año pavimentado.

Reducir ese impacto es muy importante para poder mantener el equilibrio con la naturaleza, más si tenemos en cuenta que el daño que hacemos es desproporcionado e irresponsable y completamente evitable si todos nos comprometemos a coexistir con el hábitat natural.

Es por eso, confeccionamos una serie de tips informativos para hacer de este verano más eco sostenible y no transformar las playas en nuestro desastre natural en pocas semanas:

  • Los envases

Todos sabemos que la playa y las actividades al aire libre nos abren el apetito y nos demanda más agua, y más después de estar un rato nadando en el mar o después de haber practicado algún deporte. También es un clásico reunirse con amigos y compartir momentos donde los alimentos y bebidas no deben faltar. Por lo cual es muy común transportar alimentos a la playa u otros lugares naturales, en envases desechables como latas o botellas de plástico, contenidas además en muchas bolsas.

En caso de deshacernos de esos recipientes o bolsas y no arrojarlas en un lugar dispuesto para ello, esto traerá muchos problemas: las botellas demoran 450 años en desaparecer, las latas 100 años, los envases espuma plast 500 años y todos esos desperdicios contaminan e intoxican a la fauna y flora -terrestre, aérea y marina-. Aves, peces, tortugas confunden los envases y bolsas plásticas con comida, contaminándolos e incluso provocándole la muerte.

Una solución a eso, aparte de no arrojarlas o dejarlas en la arena, es reducir el uso de esos envases, ya sea reutilizándolos, o usando otro tipo de envases duraderos como por ejemplo cantimploras o tuppers.

  • Convivir con los animales

En las últimas semanas hemos visto noticias de tortugas marinas muertas que aparecieron en las costas de Rocha, que quedaron atrapadas en redes de pesca, que están prohibidas en nuestros arroyos, ríos y costas. Las redes no sólo enredan animales marinos provocándole la muerte, sino que arrasan con toda la vegetación marina incluidos los huevos que diferentes animales desovan en el mar. Poniendo en peligro la vida de los seres vivos y su reproducción.

Si te gusta la pesca, las cañas y el familiero calderín están permitidos y son menos dañinos. Eso sí recuerda pescar si realmente usarás lo obtenido como fuente de alimentos, y no sólo como un hobby de sacar fauna marina de su hábitat natural.

  • Amigos de las Dunas

Un problema gravísimo de estos tiempos por motivos del calentamiento global, es el aumento del nivel del mar, y la amenaza costera de que el mar gané terreno a la tierra. Muchos paisajes costeros han sufrido cambios en estos últimos años debido a la erosión. Pero a esto también se le suma la poca información sobre el sistema dunero y costero en la población y el poco cuidado que tenemos sobre este.

Las queridas dunas de arena, no son sólo para poder tirarse en una tabla a través de ellas, son una  defensa natural de la costa contra el oleaje y el crecimiento del mar, y es por ello que es sumamente importante que las protejamos y  no ayudemos a la erosión que están sufriendo debido al crecimiento del mar, a los vientos y los fenómenos climáticos adversos, como tormentas, que son cada vez más repetitivos y extremos.

Pero el ser humano ha contribuido a la erosión de las dunas, un problema común es que las atravesamos con vehículos: motos, cuatriciclos, hasta con camionetas 4×4 u otros vehículos que puedan circular por la arena.

A nivel nacional, el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma) ha iniciado una campaña “Dunas sin ruedas” para recordarnos que se encuentra prohibida y es sancionada la circulación con vehículos en las playas y sus dunas. Incluso tenemos la posibilidad de denunciar al número de emergencia de la Prefectura Nacional (106) la circulación de estos vehículos.

Por nuestra parte, podemos también colaborar con el cuidado de las dunas, evitando circular por ellas, si no existe un puente de accesibilidad hacia la playa, evitar circular por nuevos caminos, y atravesar siempre el mismo. Esto protege a la duna y a su vegetación, que también es muy importante para la protección de la misma, ya que estabiliza y preserva el área capturando arena que es arrastrada por el mar y por el viento.

Si eres un fiel veraneante del mismo balneario o playa año tras año, simplemente con observar, puedes percibir como durante un año el paisaje costero y dunero se va transformando y desgastando, y es por ello que es importante que empecemos desde hoy a proteger y cuidar, informarnos e informar la importancia de un veraneo eco amigable y sostenible.