¿Qué está pasando?

No le demos la espalda a las abejas, sin ellas no hay futuro

Plantas que son las favoritas de las abejas, ¡todos a plantar!

Foto: Silvina Barreto

AUTORA: Silvina Barreto | Columnista de Ecología y Medio Ambiente

El fin del mundo podría ser posible, y no por una invasión alienígena, tampoco un cataclismo global ni un asteroide destructivo: las abejas silvestres, las mariposas y otras especies polinizadoras se encuentran en grave peligro de extinción según un informe científico publicado en estos días por la ONU.

Ya lo venían advirtiendo varias ONGs ambientalistas, pero ahora ha salido a luz un informe oficial de las Naciones Unidas (por si aun quedaba algún escéptico) a través de  la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas(IPBES en inglés) , y el asunto es que sin abejas u otras especies polinizadoras no hay alimentos, y sin alimentos una inminente crisis de subsistencia sería inevitable.

Si los polinizadores desaparecen “se pone en riesgo los medios de existencia de millones de personas” afirman los científicos en el informe. También expresaron: “Sin los polinizadores, muchos de nosotros no podríamos consumir café, chocolate o manzanas, entre otros alimentos de nuestra vida diaria”.

Las consecuencias serían terribles, ya que tres cuartas partes de las cosechas mundiales dependen de los polinizadores para el crecimiento de las plantas.

Las causas, según los científicos, son difíciles de afirmar, pero si existen varios factores que afectan y pueden estar influyendo directa o indirectamente: la reducción de áreas de praderas naturales de flores silvestres, el excesivo uso de pesticidas (se ha denunciado en varias ocasiones como causa directa un potente herbicida que Monsanto ha elaborado), el crecimiento urbano que ha desplazado de sus hábitats a variados animales, y también al mismísimo cambio climático.

Pero los candidatos a la causa principal, son los pesticidas y el uso de cultivos modificados genéticamente, ya que en los últimos años los científicos han observado  un alarmante descenso de las abejas donde estos se aplican. El informe confirma que los pesticidas, suponen una amenaza mundial para las abejas.

Y para finalizar el informe, advierten que si la humanidad no desea morir de hambre antes del 2050, debe priorizar la conservación de las poblaciones de polinizadores.

Pero a no bajar lo brazos, ya que cada uno de nosotros puede ayudar y contribuir desde casa. Si tienes donde plantar (jardín, fondo, patio, azotea o balcón) puedes optar por aquellas plantas que son las favoritas de las abejas. Estas son: Lavanda, Caléndula, Alfalfa, Cilantro, Comino, Romero, Tomillo, Girasol, Malva, entre otras.

La mayoría son perfumadas y bonitas para aprovechar en decoración exterior, y la Lavanda por ejemplo tiene un gran plus: es también un gran repelente de mosquitos, y ha sido sugerida para la batalla contra el Aedes Aegypti.

Con algo tan simple como elegir determinadas plantas para nuestros jardines, estamos contribuyendo enormemente en darles a las abejas donde polinizar y asegurar su existencia. ¡Todos a plantar!