¿Qué está pasando?

Entrenando el comportamiento emprendedor

“… seguir haciendo lo mismo y esperar resultados diferentes” A. Einstein

la posta, emprendedor, comportamiento emprendedor Foto: enlactualidad.com

No se trata de una transformación en la que no te vas a reconocer, y de seguro te ayudará para tu emprendimiento. Tenemos que pensar esto como un entrenamiento en el que se van a modificar comportamientos; y como tal es un proceso de aprendizaje.

Las conductas y hábitos, así como la forma en que un emprendedor se comporta seguro lo distingue de cualquier otra persona. Por esta razón, además de la capacitación técnica apropiada para la gestión de un negocio, es más que importante entrenarnos y poner en práctica estos comportamientos típicos de un emprendedor. Estas son algunas “tareas” para fortalecer los comportamientos emprendedores:

1-¿Cómo buscar oportunidades y lograr una actitud de iniciativa?

Para mejorar esta característica que requiere ser proactivo, se debe tener una visión positiva y realista, ya que implica poder ver soluciones donde la mayoría ven problemas. Para arrancar el entrenamiento podes: a) asumir un rol activo en cada aspecto de tu vida en el que puedas tomar la iniciativa (desde tu lugar de trabajo hasta en las propias tareas del hogar, o sugerir salidas de amigos) b) en cada problema/conflicto trata de identificar oportunidades, al principio puede que sea complicado anticiparse a las dificultades pero para empezar podes hacerlo post-inconveniente (en cada situación problema que vivas identifica que fue lo que pudiste haber hecho, adelante con tu creatividad!).

2-¿Falta de persistencia?

No creas que persistir es perder el tiempo, la brillante frase “persevera y triunfarás” aplica perfectamente. El principal entrenamiento en esta característica es no estancarse ante las dificultades, buscar y cambiar de estrategia si es necesario, hacer frente a los obstáculos y no desalentarse cuando las cosas parecen no funcionar. Suena bien, pero por alguna razón no es tan fácil, y es probable que la poca tolerancia a la frustración juegue en contra. ¿Alguna vez escuchaste hablar de esto? Es un gran tema que merece un capítulo aparte. Mientras tanto lo ideal sería un ‘personal trainer’ (sí, seguro conoces a alguien admirablemente perseverante, así que ese será tu gran aliado en este aprendizaje, no está mal un empujoncito de vez en cuando).

3-¿Te falta más capacidad de cumplimiento?

Es lógico que estos comportamientos estén relacionados entre ellos, y por eso para hablar de cumplimiento es necesario que puedas ser lo suficientemente perseverante para cumplir con tu trabajo. Entrenar comportamientos de esta naturaleza implica que te fijes prioridades. Lo mejor será que empieces con objetivos a corto plazo, sencillos y realizables, y para alcanzarlos tenes que esmerarte por cumplir con tu trabajo. La mayor recompensa será haber logrado los objetivos.

4-¿Problemas con la eficiencia y la calidad?

Las metas se deben alcanzar pero no a cualquier precio, el trabajo tiene que ser de calidad. La excelencia es la única meta y para que sea pueda alcanzar es importante que haya pasión y que tengamos los conocimientos y medios necesarios. Trabajar por y para la excelencia, acá no hay vueltas.

5- ¿Cómo evaluar correctamente los riesgos?

Gran tema para un emprendedor. Si no somos capaces de tenerlo bien claro, se nos pueden presentar riesgos innecesarios y que los pudimos haber evitado. Por eso es importante que te asegures de considerar distinas alternativas, y más vale hacer un listado completo de riesgos y cálculos antes de llevarnos sorpresa. Es cierto que en este mundo emprendedor el que no arriesga no gana, pero no hay necesidad de que te expongas a situaciones sin un análisis previo de costo-beneficio. El desarrollo de este comportamiento aplica no solamente para el área de negocios, podríamos decir que aplica para la vida!

6- ¿Te resulta difícil fijarte metas?

Creo que acá esta el punto clave. Quien no se fija metas no llega a ningún lado, es verdad que a veces las cosas nos van saliendo de forma espontanea. Pero todo emprendedor tiene que tener un horizonte, y que probablemente lo vaya cambiando en función de lo que vaya logrando. Así que entrenarte para mejorar esta práctica es imprescindible. Tenés que hacerte dos preguntas antes de desarrollar esta característica: 1) ¿cuáles son tus prioridades? 2) ¿vas a ser perseverante y cumplidor con tus metas?

7- ¿Buscar información no es tan fácil?

Para poder entrenarte en esto, tenes que sentir intriga, curiosidad y sobre todo muchas ganas de aprender cada vez más. Sin estas cualidades la veo difícil. Siempre vas a estar recibiendo información, pre-negocio y una vez que esté en funcionamiento es fundamental que quieras seguir perfeccionándote y mejorando la calidad del servicio/producto que vas a ofrecer. Para esto la información que recibas de tus clientes es fundamental, en realidad lamento desilusionarte pero ellos son tus jefes. Tus clientes serán los que decidirán si tu negocio continúa o no.

8- Planificar y dar seguimiento ¿es más difícil de lo que pensabas?

Este aspecto te puede resultar más interesante si sos una persona ordenada y disciplinada. Pero si sos de los que nunca saben por dónde empezar cuando hay que poner las cosas en orden y además tenes mala memoria, vas a tener que hacer varias repeticiones en este entrenamiento, pero te aseguro que te será muy útil. Lo primero que podes hacer es dividir actividades grandes en tareas más concretas, planifica con un calendario a tu lado para fijarte plazos. Planificar y fijarse metas van de la mano, así que vas a tener que revisar tus planes con frecuencia, para ver cómo vas y no olvides analizar tus pasos. Esto significa que si las cosas no salen como las planificaste seas capaz de comprender cuales fueron las causas. Tener tus actividades planificadas te permite tomar decisiones con más seguridad.

9- ¿Persuadir y generar redes es posible?

Persuadir no está mal, al menos para los fines que vamos a necesitar implementar este comportamiento. En definitiva lo que hace un emprendedor es ser influyente entre sus contactos, y es lo que nos permite generar redes y alianzas. Puede ser un gran dilema para los que no son extrovertidos, empáticos, sociables, carismáticos, etc. ¿te sentís identificado? No te preocupes, para vos también hay una solución, no te olvides que estamos viendo cómo cambiar comportamientos para que se transformen en hábitos. Y no en vano todas estas características le permiten a un emprendedor ser exitoso. ¿Escuchaste alguna vez hablar de networking? Se trata de darte a conocer y construir relaciones, que es lo que te permitirá crecer en este medio. Lograr o no tus objetivos, en cierta medida, puede depender de que tan persuasivo seas. Te dejamos un video “pedagógico”, cortito y claro de cómo empezar en este camino:

 

10- ¿No podes lograr un buen nivel de autoconfianza e independencia?

Sin duda, debe ser uno de los más difíciles para entrenar. Lograr que las personas se sientan responsables de las cosas que le pasan es casi una misión imposible. Pero te aseguro que poder desarrollar este aspecto habla muy bien de una persona. Se requiere madurez, aceptación y confianza en uno mismo. Trabajar en mejorar esta característica te puede implicar un cambio de vida positivo, date tiempo y cree a consciencia en tu potencial. No olvides siempre esforzarte por rendir al máximo y tendrás la habilidad para enfrentar los desafíos con autonomía.

Y vos, ¿te animas a empezar con estos piques?