¿Qué está pasando?

¿Cómo consumir menos plásticos?

10 útiles consejos

Foto: www.ecoosfera.com

AUTORA: Silvina Barreto | Columnista de Ecología y Medio Ambiente

El excesivo uso de plásticos que tiene la población mundial, está provocando graves problemas de contaminación tóxica, principalmente para la fauna marina.

Uruguay no está ajeno a esta realidad, ya que según el vídeo Institucional de Karumbé (ONG uruguaya con gran labor en la conservación y rehabilitación de tortugas marinas), Uruguay, es el primer país con muertes de tortugas marinas, provocado por la ingesta de plásticos (principalmente bolsas).

Por otra parte, el Foro Económico Mundial de Davos, anunciaba que el masivo consumo y deshecho de plásticos causará que en el año 2050, haya más de este material que peces en los océanos.

Es así que el excesivo consumo sumado a la irresponsabilidad de los seres humanos en su uso y deshecho, están convirtiendo a los océanos y mares, ríos y arroyos, en cementerios plásticos post consumo.

Por ello, la principal arma para combatir este enorme problema ambiental, es reducir el consumo de plásticos, y existen muchas alternativas que debemos hacer hábitos los adultos, y convertir en educación para los niños, dejando gradualmente las facilidades y comodidades que nos ofrecen los plásticos.

Consejos anti-plásticos

1- No a los envases de plástico

Evita comprar excesivamente alimentos o bebidas envasadas en plásticos desechables.Trata de elegir siempre envases que sean retornables, o de vidrio, y si eliges de plásticos, que contengan y almacenen grandes cantidades (por ejemplo bidones), para así evitar consumir recipientes en gran cantidad.

2- Vidrio Eco Amigo

Si consumes envases de vidrio, como aconsejábamos en el tip anterior, no sólo reduces la fabricación y la contaminación del plástico post consumo, sino que también, los envases de vidrios podrás reutilizarlos, para almacenar comida u objetos, teniendo una vida útil mucho más larga y evitando nuevamente comprar recipientes de plásticos que cumplan funciones de almacenamiento.

3- No a los utensillos desechables

Cuando vayas de picnic, organices una reunión o fiesta, procura utilizar recipientes, platos y vasos de vidrio, utensillos de metal, y evitar los que son desechables.

4- Biodegradable

Si no te quedó otra alternativa que utilizar los desechables que mencionábamos en el tip anterior, opta por aquellos que son biodegradables, ya que al estar fabricados con materias primas orgánicas, se descomponen en un período más corto, e incluso sirven de abono para las plantas.

5- Exigencias al salir a comer

Cuando vayas a restaurantes, o lugares de expendio de comidas, exige también platos y vasos de vidrios, hagamos de este material un hábito y costumbre que llegue a los lugares que nos ofrecen servicios.

6- Disminuye el uso de bolsas plásticas

Estas tardan cientos de años en descomponerse, y antes de hacerlo, como decíamos en un principio, terminan siendo ingeridas por los animales, matando millones de éstos al año. Una solución es llevar tu propia bolsa reutilizable de tela, o guardar las compras en tu mochila o bolso. Si la compra ha sido de pocos artículos, ¡más fácil aun!

Y las que ya han llegado a ti, reutilizalas lo más que pueda, ya sea para guardar o almacenar cosas, tardando más su salida al exterior.

7- No a la Moda Electrónica

Evita comprar artículos electrónicos, que no comprarías por necesidad, sino sólo por estar de moda, o porque es “lo último”. Los viejos aparatos electrónicos en funcionamiento puedes donarlos, siempre habrá alguien que quiera usarlos o los pueda llegar a necesitar.

8- Sí al Compost

Los desechos orgánicos, como restos de comidas o frutas, puedes hacerlo compost o abono orgánico.

De esta manera evitas usar bolsas plásticas para desecharlos, y por otro lado lo estarás utilizando como abono para las plantas, y evitando comprar abonos artificiales, que seguramente vengan contenidos en recipientes o bolsas plásticas. ¡Es un 2×1!

9- Nuevos hábitos de compra

Otros hábitos que se pueden cambiar a la hora de comprar alimentos, es evitar el consumo de productos congelados, ya que estos son aliados de los recipientes y bolsas de plásticos. También se puede optar por comprar en tiendas que vendan alimentos a granel, y como lo mencionábamos anteriormente, cuanta más cantidad compramos de un producto reducimos la cantidad de recipientes.

10- Investiga en tu casa

Seguro que, en la casa, especialmente en la cocina encuentras plásticos que pueden sustituir, como por ejemplo espátulas, que existen también fabricados en madera o acero. Entonces cuando debas comprar nuevamente recuerda la investigación y elije aquellos que no son de plásticos.

Cambiando nuestros hábitos, ¡sustituyendo la comodidad y facilidad practicidad que nos dan ciertos objetos o alimentos, !podemos estar salvando cientos de animales al año! !Empecemos hoy!