¿Qué está pasando?

Río, la hora señalada

AGUAFUERTE PORTEÑA

Foto: elheraldo.com

AUTOR: Ignacio Bustos | Corresponsal en Argentina

Enorme expectativa por el primer Juego Olímpico de la historia celebrado en Sudamérica. La Argentina, lleva su delegación más numerosa desde Londres en 1948; los seleccionados de básquetbol, hockey femenino (Las Leonas), rugby (Los Pumas 7) y el fútbol por el sueño dorado. Inquietudes y temores de un destino exótico en la tradición olímpica.

A pocos días de la inauguración de los Juegos olímpicos de Rio 2016, la delegación argentina va aterrizando de a poco. Listos para desfilar en la inauguración, que será el viernes en el Maracaná- aunque el fútbol comienza antes.

La Ciudad esta armada hasta los dientes, ante numerosas amenazas de atentado (hace unos días desbarataron una célula con fines terroristas en Rio), más con el creciente pánico después de los atentados en Francia y Turquía. El otro gran enemigo, es a un contagio del virus del Zika, donde trascendentes deportistas olímpicos- golfistas- se bajaron por las dudas. Seguro no se va a notar esa ausencia de un deporte que tiene menos olimpismo que el ajedrez.

La Argentina, lleva una delegación olímpica plagada de medallistas olímpicos; desde la generación dorada del básquetbol, donde obtuvieron la medalla dorada en Atenas 2004 y bronce en Pekín 2008, hasta Las Leonas- Hockey femenino cuádruple medallistas (Sydney 2000, Atenas 2004, Pekin 2008 y Londres 2012). La selección de básquet, con Emanuel Ginobilli, tendrá que lidiar con un durísimo “grupo de la muerte”, donde enfrentaran rivales de la talla de Croacia, Lituania, Brasil y España. Último torneo de la mejor de generación de la historia del básquet argentino. La novedad de este juego olímpico, va a ser la vuelta del rugby después de 88 años, Aunque con el formato de siete jugadores. De la mano de Imoff, Los Pumas van por una medalla. Otra gran presencia luego de años de continuas lesiones, es la del tenista, Juan Martín del Potro (bronce en Londres 2012).

Los juegos olímpicos de Río de Janeiro, llegan en el momento justo, donde los estragos de un largo invierno a puro  tarifazos y el eterno receso en el fútbol, piden a gritos un poco de distracción. La improvisada selección argentina de fútbol, que llega a tumbos luego de una gira por USA y México. Esta selección viene con una colección de contratiempos, por eso se fueron directo a Río y sin escalas. A pesar de todo, la selección no deja de soñar con lo que la selección mayor se quedo atragantada, la vuelta en el Maracaná. Justo que, por estas horas, el “tanguero” de Armando Pérez (presidente de la comisión normalizadora de la AFA) designó al “Paton” Edgardo Bauza como reemplazante de Gerardo Martino. En un torneo que Brasil, quiere sacarse la histórica mufa de nunca haber ganado la medalla de oro, por eso se preparó como nunca y tienen listo a Neymar- descartado de la Copa América Centenario por este objetivo- Brasil como sea, quiere salir de la resaca mundialista. Argentina debuta el jueves a las 18, con Portugal en Rio de Janeiro. Después el 7 con Argelia a la misma hora, también en Rio, y cierra el grupo con Honduras en Brasilia el 10.

El arranque de la parafernalia de los canales de deportivos, y sus maratónicas transmisiones, que se los ve tan instalados- faltando días para las competencias- Buscando ese chisme que se filtre de la coraza de la villa olímpica, y sus mitos mas conocidos sobre el desestresante “intercambio cultural”. Por algo los tenistas argentinos masculinos, quedaban en primera y segunda rueda. Hasta que no los echaban de la villa, no iban como el caso de David Nalbandian, en Atenas 2004, donde se lo podía ver en las tribunas de varios partidos de distintos deportes.

Las grandes atracciones: Usain Bolt, el atleta más rápido de la historia, donde buscara retirarse con la gloria del Maracaná. El equipo de atletismo ruso, entró por la ventana, ya que, hasta el martes a la tarde, no iban a ir por unos cuantos cuestionados y confusos sistemas de doping, pero el COI, cambio la postura y tendremos la posibilidad de disfrutar de la gran garrochista rusa, Yelena Isinbáyeva: dueña de los 20 primeros puestos del récord mundial de salto con garrocha. También derrocha una belleza a la altura de su talento.

El primer aterrizaje olímpico de la historia en Sudamérica, decidido a quedar en la historia, a pesar de que Brasil vive un momento muy difícil en lo político y económico, y con estos juegos, esperan levantar la moral.